Movilidad sostenible para el futuro
19 diciembre, 2018
El manejo de residuos, un compromiso ambiental de las EDS
19 diciembre, 2018

El manejo de residuos, un compromiso ambiental de las EDS

Hay que garantizar un mantenimiento preventivo confiable por medio de una excelente limpieza de los sistemas de tratamiento (trampas de grasa, rejillas, sedimentador, desnatador).
Por LAURA MARTÍNEZ
Periodista

Las aguas residuales industriales son las que resultan de procesos de producción, transformación o manipulación con características que tengan potencial de causar contaminación.

Por ejemplo, la mezcla de hidrocarburos almacenada en las Estaciones de Servicio origina un producto tóxico, inflamable y clasificado ambientalmente como peligroso, por eso es necesario determinar los puntos de riesgo de vertido y la aplicación de las medidas oportunas para evitar este impacto negativo en el medio ambiente.

Los principales recursos afectados son el subsuelo y el aire, contaminados por el vertido superficial o subterráneo de hidrocarburos y por las emisiones atmosféricas de compuestos orgánicos volátiles respectivamente.

De allí que las trampas de grasa sean importantes para las EDS, porque a través de ellas se mitiga el impacto ambiental generado por las aguas residuales industriales, que se originan por el lavado de pisos del área de distribución de combustibles (aguas residuales de proceso) o por la contaminación de aguas lluvias con derrames superficiales de combustible en las áreas de llenado de tanques o distribución de combustibles (aguas de drenaje).

Sin embargo, para que este control sea efectivo es necesario realizar un mantenimiento preventivo programado, con el fin de garantizar la funcionalidad de la trampa.

El manejo de residuos peligrosos es otro aspecto de gran impacto ambiental y es fundamental en las Estaciones de Servicio. Entre los más comunes se encuentran: aceites usados generados en la lubricación de los vehículos; filtros impregnados con aceites usados; estopas, papeles y textiles impregnadas de aceite usado o combustibles; arena o aserrín utilizado para contener o limpiar derrames de combustibles o de aceite usado; material oleofílico y, en general, todo elemento u objeto impregnado con aceite usado o combustibles; lodos (borras) extraídos de los tanques de almacenamiento superficiales o llenado de tanques subterráneos.

De acuerdo con el Decreto 4741 de 2005 y el Decreto 1609 de 2002, la recolección, transporte, almacenamiento temporal y disposición final de estos residuos debe ser realizada por empresas que cuenten con las licencias, permisos y autorizaciones definidas en la normatividad ambiental vigente.

REQUISITOS LEGALES

Para Andrea Rodríguez, Ingeniera Ambiental de Dragon Solutions, lo más importante en la limpieza de trampas de grasa y manejo de residuos de las Estaciones de Servicio es cumplir con esta regla de oro: “Garantizar un mantenimiento preventivo confiable por medio de una excelente limpieza de los sistemas de tratamiento (trampas de grasa, rejillas, sedimentador, desnatador), con el objeto de generar el menor impacto ambiental posible, utilizando equipos de succión y personal capacitado; buscando aliados estratégicos y proveedores que cumplan la legislación ambiental vigente y que asesoren a los administradores de las Estaciones de Servicio para dar un adecuado manejo a los residuos peligrosos que allí se generan”.

REQUISITOS TÉCNICOS

Frecuencias recomendadas:

• Rejillas o canales de recolecciòn: Diaria
• Sedimentador: Semanal
• Trampa de grasa: Semanal
• Desnatador: Diaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *